Home >>  Roma  >>  El Coliseo

El Coliseo


Casi 50 metros de altura, 188 metros de diámetro y una capacidad para 50.000 espectadores. Estas son las medidas del Coliseo romano, el mayor anfiteatro del mundo. Conocido también como anfiteatro Flavio, la edificación fue utilizada en la antigüedad para albergar espectáculos, como luchas entre gladiadores o cacerías de animales salvajes.

El Coliseo encarna como ningún otro edificio de la ciudad la grandeza del Imperio Romano. La obra es muestra de la voluntad del pueblo romano de conseguir fama y popularidad y demostrar su superioridad, deseo que muchas veces se expresaba mediante la construcción de monumentos colasales como éste. El Coliseo fue construido por Vespasiano en el año 72 d.C., después de la guerra contra Judea. El anfiteatro se emplazó en el centro de la ciudad, en un terreno completamente llano que había sido una especie de laguna artificial. Vespasiano no pudo ver terminada la obra y fue el emperador Tito quien finalmente la inauguró en el año 80. El Coliseo se utilizó durante casi 500 años. Los últimos juegos se celebraron en el siglo VI, más tarde de la caída del Imperio Romano en el año 476 d.C.

Coliseo

El Coliseo se utilizaba generalmente para albergar espectáculos de lucha entre gladiadores o entre estos y fieras. Otro espectáculo frecuente era la caza de animales salvajes. Las batallas se representaban en mucha ocasiones con decorados y escenarios, y a veces sus dimensiones podían ser desproporcionadas: participaban miles de animales y luchadores y se desarrollaban durante largos periodos de tiempo. Hay escritos que recogen que, durante sus primeros días, el Coliseo se utilizó para simular batallas navales. Este aspecto ha sido muy debatido por los historiadores.

Su estructura la formaban un enorme óvalo central hecho de madera y cubierto de arena, que constituía el terreno de juego. Bajo este ruedo, se extendía el hipogeo, un complejo laberinto subterráneo lleno de pasillos, túneles y mazmorras, donde permanecían los gladiadores y los animales. El suelo tenía varias trampillas que comunicaban con este sótano y que a menudo se utilizaban durante el espectáculo. La zona de las gradas, llamada cávea, estaba dividida en cuatro sectores, reservado cada uno para una determinada clase social. En el podium, se sentaban el emperador y los romanos más ilustres, y era la zona más próxima a la arena. Después, se encontraban el maenianum primum (para los aristócratas que no pertencían al senado) y el maenianum secundum. Finalmente, existía una cuarta grada de madera (maenianum summum in ligneis) para los espectadores más pobres.

La fachada del Coliseo, hecha de travertino, se articula en cuatro órdenes. Las columnas del primer piso pertenecen al estilo dórico; las del segundo, al jónico y las del tercero, al corintio. El último piso tenía un estilo indefinido. La comunicación entre los diferentes órdenes se realizaba a través de escaleras y galerías concéntricas.

Aunque muchas partes de su estructura están dañadas, el Coliseo siempre ha sido visto como un icono de la Roma Imperial y es una de las grandes atracciones turísticas de la ciudad.
En 1980, el centro de Roma, y por tanto, el Coliseo, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En 2007, fue designado una de las nuevas siete maravillas del mundo.

Etiquetas: , ,

Ofertas de viaje a Perú

  • Enlaces